top of page

Abrazando la nueva normalidad.




Después de la pandemia de COVID-19, los empleadores no deberían volver a "hacer más de lo mismo"; en especial, cuando se trata de gestionar eficientemente a sus trabajadores. Mas bien, deberán adoptar la “nueva normalidad”, con énfasis en fomentar el compromiso de sus empleados de cara a un nuevo contexto.

Una experiencia saludable para los empleados es ahora fundamental para la supervivencia empresarial. La pandemia mundial ha cambiado radicalmente nuestra forma de pensar sobre el trabajo. No solo más del 40% de los empleados comenzó a trabajar desde casa; prácticamente todos ellos ahora están preocupados por la higiene, la seguridad y la productividad de toda su experiencia laboral. Y los departamentos de recursos humanos se han puesto en acción.

<