Desarrollando bienestar; las finanzas y personalidad frente a la incertidumbre.

Actualizado: 9 mar



Más de una década después de la crisis financiera mundial que dio paso a un periodo de gran austeridad y casi dos años desde la aparición de una pandemia devastadora, todavía estamos lidiando con una significativa incertidumbre económica e individual.


Está allí en las tasas de interés históricamente bajas sostenidas junto con la escalada de la inflación y el aumento del costo de la vida. Está ahí, bajo la crisis climática mundial que exige una acción radical para resolverla. Y está ahí, en el desajuste entre las habilidades de los empleados y las de los puestos de trabajo, a medida que la cuarta revolución industrial redefine nuestra comprensión del trabajo. Y, después del confinamiento, tanto los empleadores como los empleados están preguntándose cómo es la vida laboral hoy, y como será en el futuro.


Pero también hay cambios positivos. Muchas economías están creciendo y el desempleo está cayendo. Al mismo tiempo, el rápido descubrimiento y el despliegue de múltiples vacunas COVID-19 está jugando un papel en ayudar al Reino Unido y partes del mundo en general a adaptarse en una situación en constante evolución.


Estas palabras, han sido tomadas desde la introducción de Emma Douglas - directora de Ahorros y Jubilación en el Lugar de Trabajo de Aviva (UK), para la introducción a un estudio denominado “Evolving in the Age of Ambiguity". Aviva, ha estado monitoreando la fluctuación del mundo del trabajo desde antes de la pandemia, examinando la experiencia del empleado y las oportunidades y desafíos que presenta la incertidumbre actual.


Esta es la era de la ambigüedad, y representa el nuevo estado del arte de nuestros tiempos.

Los hallazgos del estudio de Aviva demuestran el poder de un plan, destacando los beneficios de la planificación financiera y el ahorro para la salud de los empleados, y viceversa. Además, la investigación descubre conocimientos únicos sobre lo que se necesita para que los empleados se sientan encaminados hacia el futuro financiero al que aspiran.


Pero para el empleador que busca apoyar la salud de los empleados, bienestar y experiencia en el lugar de trabajo, hay una advertencia: no hay una solución única para todos. Y un enfoque personalizado es vital cuando se trata de involucrar a las personas con la planificación financiera y de vida.


En la era de la ambigüedad, seamos quienes seamos, el futuro siempre será estar inseguro, financiera, física y mentalmente. Pero al tomar en cuenta de nuestras diferencias de personalidad, todos podemos prepararnos para esta incertidumbre y mejorar nuestra resiliencia.


El reporte de AVIVA: “Evolucionando en la era de la ambigüedad”, detalla prácticas, estrategias personalizadas para ayudar a los empleados a mantenerse encaminados hacia un futuro financiero más saludable, así como equiparlos para prosperar a través de la era de la ambigüedad.


En el último de los tres estudios de esta compañía, entre febrero de 2020 y marzo de 2021, encontraron que la pandemia ha sido un período de reflexión para muchas personas. Por ejemplo:


- 2 de 3

empleados ahora quieren que el trabajo flexible juegue un rol mucho más relevante en sus opciones de carrera futura. Mientras que,


- Un 64% de ellos

Piensa que flexibilizar todas sus horas de trabajo los harían más productivos.


Esta investigación anterior también descubrió que:











En este informe se analiza:


- Cómo los empleados imaginan su salud y bienestar futuro en la era de la ambigüedad.

- Cómo sus experiencias actuales afectar estas aspiraciones, y

- Si se sienten financieramente en camino a conocerlos.

- Cómo los tipos de personalidad influyen en la manera que los empleados visualizan sus futuros.



Continuará...



Fuente: Extracto de paper de AVIVA UK: "Evolving in the age of ambiguity".




16 visualizaciones0 comentarios