Adaptar las estrategias salariales para hacer frente a la crisis del costo de vida.



Lo que necesitas saber:

  • Es posible que muchos empleadores no puedan lograr aumentos salariales drásticos, pero las bonificaciones puntuales pueden ayudar al personal sin un impacto tan grande en el presupuesto anual.

  • El bienestar financiero y las herramientas de pago flexible pueden ayudar a los empleados a obtener una mayor flexibilidad y control sobre su dinero.

  • La comunicación efectiva de los beneficios disponibles para el personal, así como la inversión en conversaciones abiertas y honestas sobre salarios y finanzas, es parte integral del apoyo al personal.

Los elevados costos de la energía, canasta básica, y una inflación desenfrenada han conspirado para crear una crisis del costo de vida a un nivel que no se había visto en décadas. Dado que la inflación en marzo anotó un incremento mensual de 1,9%, una variación acumulada de 3,4% en lo que va del año y un alza a doce meses de 9,4% - todo muy por encima del crecimiento de los salarios, la pérdida resultante de ingresos disponible es ahora una fuente importante de estrés para muchos empleados.


La forma obvia de aliviar las preocupaciones financieras sería ofrecer aumentos salariales en línea con la inflación o, idealmente, por encima de ella. Sin embargo, para la mayoría de los empleadores, dada la incertidumbre económica actual, esta no es una solución realista. Sin embargo, están bajo presión para ayudar a su personal a hacer frente a la crisis.


Compensación creciente.


Si bien es posible que los empleadores deseen ofrecer un apoyo financiero significativo a su personal frente al aumento del costo de vida, deben recordar que este también es un período incierto para las empresas.

“La situación económica actual plantea un gran dolor de cabeza para las empresas, ya que el personal ve reducidos sus ingresos disponibles y espera que sus empleadores compensen el déficit. Los aumentos salariales generalizados son riesgosos para las organizaciones en un período de rápido aumento de los costos”.
Tony Guadagni, director sénior de Gartner HR

Datos recientes de Gartner muestran que alrededor del 37% de las organizaciones de todo el mundo planean aumentar la compensación en respuesta a la inflación, pero solo el 13% dice que los empleados verán aumentar sus salarios.


Muchas organizaciones tienen que hacer que los aumentos de compensación formen parte de una estrategia más segura a largo plazo, y deben encontrar otras formas de mitigar la carga financiera de sus empleados a corto plazo, explica Guadagni.

“Muchos están utilizando bonos puntuales para aumentar la compensación de un empleado sin tener el mismo impacto a largo plazo en los presupuestos generales que tendría un aumento general en el salario base”, dice.

“Otros están aumentando la frecuencia y la flexibilidad de los pagos al personal. Aunque existen costos adicionales de procesamiento de nómina para la organización, los trabajadores aprecian la flexibilidad que permite un pago más frecuente, especialmente durante períodos de incertidumbre”.


Costos diarios.


Heidi Allan, jefa de bienestar financiero de la consultora Lane Clark and Peacock (LCP), dice:


“Según nuestra última investigación, sabemos que la mayoría de [las organizaciones] no están preparadas en lo que respecta al bienestar financiero de sus empleados, con un 57 % afirmando que su estrategia para apoyar las necesidades de salud financiera funciona o aún no se ha iniciado”.

Las iniciativas prácticas incluyen el acceso a aplicaciones de bienestar financiero, que proporciona herramientas de finanzas personales que permiten a las personas elegir la frecuencia con la que se les paga, realizar un seguimiento de sus turnos y ganancias cada día y chatear con un entrenador de dinero personal.


“Para un trabajador por turnos, la capacidad de planificar y presupuestar con certeza puede cambiarle la vida”, dice. “Otros lo usan para elegir la frecuencia con la que se les paga a lo largo del mes, chatear con un asesor financiero personal o configurar planes de ahorro para periodos complejos.


“Al redondear a la baja el salario de los trabajadores por turnos individuales y mover esos centavos a cajas de ahorro que generan intereses o ganan premios, las personas pueden ahorrar incluso durante tiempos financieros difíciles”.

También, se encuentran implementando herramientas presupuestarias adicionales, calculadoras de facturas, cupones de descuento para compras de alimentos y servicios de cambio dentro de la aplicación.


“Esto hará que sea más fácil para las personas pensar en sus facturas, dejar de cobrar de más y comenzar a obtener una mejor oferta, a través de un servicio que está siendo subsidiado por su empleador”.
Callum McCaig, director de comunicaciones estratégicas de Wagestream.

Mas allá de lo básico.


Los empleadores también deben considerar qué apoyo financiero pueden ofrecer a través de su oferta de beneficios más amplia. Puede haber margen para ofrecer cosas como préstamos sin intereses para reducir los costos de viajes u otros propósitos.


La comunicación acerca de los beneficios que pueden aliviar las dificultades financieras de los empleados es más importante que nunca frente a la crisis del costo de vida. Muchos lugares de trabajo ofrecen esquemas de descuento, como cupones de compras y ofertas de devolución de efectivo que pueden ayudar a mitigar el impacto de la inflación, pero a menudo se comunican de manera deficiente y, por lo tanto, los empleados los infrautilizan.


Jane Hulme, directora de recursos humanos en el proveedor de beneficios para empleados Unum UK, dice: “Asegúrese de que los empleados sean plenamente conscientes de todos los beneficios que el empleador ofrece actualmente, y cómo aprovecharlos al máximo y ampliar la comunicación en el lugar de trabajo.


“Indíquelos en el programa de asistencia al empleado (EAP). Estos a menudo brindan ayuda con el presupuesto, el ahorro, la inversión, la planificación de la jubilación y los impuestos."


Abierto y honesto.


Mantener abiertos canales de comunicación honestos y libres de juicios entre los empleados y los gerentes de línea sobre los desafíos financieros también puede ayudar a romper el estigma asociado con los problemas de dinero, lo que facilita el manejo de los problemas desde el principio, antes de que provoquen ausencias relacionadas con el estrés.


En ausencia de aumentos salariales que combatan la inflación, los empleadores también deben permanecer abiertos y transparentes cuando se trata de revisiones salariales. Incluso si la revisión no conduce a un aumento de sueldo, una empresa debe poder demostrar que se ha tomado la decisión debida y considerada, y ser clara sobre sus expectativas del personal.


Hannah Copeland, socia comercial de recursos humanos en la firma de derecho laboral y soporte de recursos humanos WorkNest, concluye: “Se recomiendan revisiones salariales anuales a menos que una empresa opere pagos relacionados con el desempeño, en cuyo caso, los objetivos individuales pueden vincularse directamente con el desempeño comercial.


“En esta situación, los empleados se vuelven más capaces de controlar sus ingresos en función de lo que entregan. Los empleadores no deben caer en la trampa de ofrecer aumentos salariales en función de las necesidades individuales. Debe haber una estructura clara en torno a la remuneración y la promoción”.


Los empleadores se enfrentan a un período difícil por delante, y la urgencia de apoyar al personal con los costos de vida debe equilibrarse con un enfoque inteligente para proteger los futuros trabajos. Un paquete integral de beneficios, que incluye educación financiera y herramientas de bienestar, así como sólidos canales de comunicación, podría marcar la diferencia tanto para el personal como para las empresas.

Fuente: Extracto ajustado, de artículo: EmployeebenefitsUKhttps://employeebenefits.co.uk/adapting-pay-strategies-to-cope-with-the-cost-of-living-crisis/, Alison Coleman, abril 2022.


10 visualizaciones0 comentarios