¿Cuánto le cuesta a los hogares que no se cumpla la meta de inflación del Banco Central?



Mientras las familias más vulnerables asumen un gasto adicional mensual equivalente al 4, 7% de sus ingresos, para las más ricas equivale al 2%.


La inflación que lleva nueve meses consecutivos al alza y que se prevé continúe en la misma trayectoria hasta al menos fin de año, tendrá un costo para los hogares que no será equitativo. Que el índice de Precios al Consumidor (IPC) escale hasta 5,7% en diciembre de este año -como lo prevé el Banco Central-, desviándose 2,7 puntos de la meta oficial de 3%, significará que las familias pagarán en promedio $ 570 mil adicionales por su sumo en el año.


Así lo revelan los cálculos de la académica del ESE Business School, Cecilia Cifuentes, quien advierte que el mayor costo será para las familias del primer quintil, es decir, el grupo que concentra al 20% de menores ingresos. Mientras este segmento asumirá un gasto adicional mensual equivalente al 4,69% de sus ingresos, dicha proporción será de alrededor de 2%.


Ahí surge la inequidad”, dice la economista, pues en los hogares más vulnerables el consumo mensual -del orden de $ 557 mil superan los ingresos percibidos -de unos $ 321.000, lo que indicaría una mayor necesidad de recurrir al endeudamiento para satisfacer sus necesidades.

En el otro extremo, la ecuación refleja que no gastan todo su dinero, favoreciendo el ahorro: las entradas superan los $ 4 millones al mes, en circunstancias que el gasto se ubica en torno a los $3 millones.

“La inflación es un impuesto regresivo, porque los sectores de altos ingresos ahorran y los sectores de bajos ingresos suelen consumir más que su ingresos”, enfatiza.

Por ende, la economista considera adecuado el camino de ajustes de la tasa de interés que adoptó el ente emisor, que la llevará a su valor neutral de 3,5% en el segundo trimestre de 2022. A su juicio, es clave mantener alineadas las expectativas en la meta de 3% a dos años. En Chile, explica Cifuentes, hay “mucha inercia inflacionaria”, por lo que es clave evitar que las personas piensen en una inflación más alta, pues ello podría traducirse en una profecía autocumplida.




Mayor consumo.


La presión del consumo, luego que desde mediados de año las personas se vieran con ingresos adicionales gracias a la entrega de un IFE que sólo excluye al 10% de las familias menos vulnerables del Registro Social de Hogares y a los retiros parciales de fondos que administran las AFP, tuvo una contraparte en la cadena logística.


Ante una mayor demanda, ésta no siempre ha dado abasto, lo que ha encarecido los costos de producción; y si bien no toda la inflación proyectada para este año será fruto del consumo, una alta proporción de la estimación del Central se explica por el gasto que harán los hogares en los siguientes meses.


Fuente: Diario Financiero, Pamela Cuevas V.

30/09/2021




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo