top of page

CChC advierte que déficit habitacional está afectando crecientemente a la clase media.


Según datos de la encuesta Casen 2022, se necesitan actualmente 935 mil nuevas viviendas para resolver el déficit habitacional del país, un 17% más respecto al año 2017.


Si se mira con lupa la cifra, 441 mil familias viven allegadas por incapacidad financiera, 333 mil familias ocupan viviendas irrecuperables y 161 mil familias viven allegadas y hacinadas (con más de 2,5 personas por cada habitación destinada a dormitorio).


Si a estos grupos se le suman las familias que están viviendo en campamentos y las personas en situación de calle, serían necesarias 1.089.000 viviendas para abordar el déficit habitacional en su conjunto a nivel nacional.


Estas son algunas de las principales conclusiones del informe "Déficit habitacional en Chile: Evolución y análisis de la crisis de vivienda", presentado el día 11 de octubre por el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Juan Armando Vicuña., la Vicepresidente del gremio Jaqueline Gálvez, y el Gerente de Estudios y Políticas Públicas de la entidad, Nicolás León.


En el encuentro León detalló que, junto con el aumento del déficit habitacional, están preocupados por cómo este problema está afectando crecientemente a la clase media, enfatizando que la emergencia de la vivienda no se resuelve solo con subsidios, sino que se necesita una acción mucho más integral.


"De hecho, podríamos decir que la labor del Ministerio de Vivienda y Urbanismo ha permitido incluso reducir el déficit habitacional en los grupos vulnerables y los hogares con viviendas irrecuperables. Sin embargo, de 2017 a 2022 el número de hogares de clase media allegados por incapacidad financiera aumentó nada menos que 165%", manifestó el gerente de Estudios.


Al respecto, el presidente de la CChC hizo un llamado a todos los actores que puedan contribuir a reducir con urgencia el déficit habitacional, recalcando que se está frente a una crisis humanitaria que necesita más y mejores respuestas, y no solo de un ministerio en particular.


"Es clave, por ejemplo, pensar en cómo facilitar el acceso de los sectores medios al crédito hipotecario y que los municipios se hagan parte de una política de densificación equilibrada porque, de lo contrario, sólo estarán cerrando las puertas de las comunas a la llegada de nuevas familias", manifestó Vicuña.


Composición y localización del déficit.

De acuerdo al informe del gremio de la construcción, el 54% de los hogares o núcleos que componen el déficit habitacional está liderado por una mujer, el 16% por un extranjero y el 50% por una persona menor de 40 años.


Por su parte, el mayor déficit habitacional se concentra en la Región Metropolitana (42%), donde se necesitan casi 400 mil viviendas. Le siguen la macrozona centro (24%), con 224.869 requerimientos habitacional, y la macrozona sur (23%), donde se necesitan 211.607 viviendas.


Propuesta CChC.

Hace algunas semanas la CChC presentó 25 iniciativas para impulsar la reactivación, el crecimiento y la creación de la industria. En esta oportunidad, la vicepresidenta del gremio, Jacqueline Gálvez, enfatizó ocho de ellas que podrían ayudar a combatir el desafío de reducir el déficit habitacional.


Entre ellas está el adecuar la normativa a la realidad de los hogares, como cambiar las densidades consideradas en las normas a la realidad actual del número de habitantes por hogar. También enfatizó el refuerzo a los programas habitacionales, mediante la creación de incentivos normativos para masificar la oferta de viviendas en arriendo con y sin subsidio y ampliar programas existentes.


Asimismo, Gálvez destacó que es necesario ampliar la garantía estatal al pie de los créditos hipotecarios, elevando el porcentaje del pie garantizado y/o el precio máximo de la vivienda; además de volver a tratar la vivienda como un bien básico.

En la misma línea, mencionó la implementación de un mecanismo de reemplazo del crédito especial empresas constructoras (CEEC), ya que la eliminación de este provoca un aumento entre el 11% y 13% del precio final de la vivienda.


Por último, la vicepresidenta habló del impulso a la densificación equilibrada, la generación de incentivos tributarios transitorios para la compra de viviendas, y la planificación de ciudades con una mirada integral y de largo plazo.



Fuente: Diario Financiero.




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Publicar: Blog2_Post
bottom of page